Cáncer, colesterol y estatinas. El caso japonés.

Todo el mundo habla del colesterol. Sabemos que lo hay bueno (HDL) y malo (LDL). En principio todas las células de nuestro cuerpo producen colesterol, pero es verdad que en el organismo la mayoría se sintetiza en el hígado. Está claro que niveles de colesterol “altos”, y por “altos” los médicos eligen por encima de 200, están asociados a diversas enfermedades, cardiovasculares, pero también cáncer. Por ejemplo, tener 10 mg/dl se ha asociado con un aumento de un 9% en las posibilidades de tener un recaída en cáncer de próstatai.

Desde hace décadas que se viene utilizando un tratamiento basado en las estatinas, unos fármacos “naturales”, que los producen unos hongos y que inhiben la producción de colesterol por las células de manera bastante específica. Bastante, porque no totalmente. Se sabe ya que las estatinas pueden interaccionar con otros procesos en el organismo no relacionados con el colesterol, y buena parte de los efectos secundarios parecen ser debidos a eso.

Pero yo quería enseñaros cómo la forma de pensar de los investigadores, y nuestra cabezonería, presiona de alguna manera para que lo que parece A sea B, porque todo el mundo dice que es B. Y también nos sirve para entender qué es un silogismo y por qué en general no se debe utilizar en ciencia.

  1. Las células cancerígenas producen mucho colesterol, el colesterol es un factor de riesgo en el cáncer, por tanto:

  2. La inhibición del colesterol con las estatinas cura el cáncer.

Como podréis imaginar, para aprobar el uso de las estatinas en humanos se ha tenido que probar su toxicidad, efectos secundarios, y entre ellos si es cancerígeno. Pues en el 96 se publicó esta revisiónii de todos los estudios que se habían hecho en ratones con diferentes estatinas. Sorprendentemente, todos los tipos de estatinas probadas, y algunas en cantidades muy poco por encima de las que se usan en humanos, causaban cáncer en ratones, a diferencia de otros fármacos como los que se usan para bajar la tensión. Tal como dicen los investigadores, no podemos extrapolar esos estudios directamente a humanos, aunque es discutible. Después se han hecho muchos estudios en humanos, sobre todo epidemiológicos intentando relacionar colesterol y cáncer, estatinas y ausencia de cáncer (siempre con esa premisa). Sin embargo, como podéis ver en esta reciente revisióniii, de los estudios hechos con cientos de miles de pacientes los que muestran protección esta es poca, pero hay muchos más que no ven diferencias, y bastantes que lo que demuestran es un aumento en la probabilidad de tener cáncer.

Me voy a centrar en este artículoiv (mi muy criticado cherrypicking) hecho en Japón. Lo primero que me parece interesante del estudio es que los investigadores lo hacen porque no había pruebas de que en Japón niveles de colesterol por encima de la media estuvieran asociados con mayor riesgo coronario, pero que aún así se utilizaban estatinas de manera regular, y este es el primer estudio. Solo porque habían extrapolado los estudios occidentales.

Utilizan más de 30.000 personas con colesterol por encima de 220 mg/dl, de las cuales se habían descartado personas con alguna enfermedad, los trataron con una dosis baja de simvastatina (5-10 mg/día) y les hicieron un seguimiento durante 6 años analizando muchísimas variables, entre ellos sus hábitos (fumar, deporte, alcohol, etc.).

Resultados

  • Hay correlación entre altos niveles de lípidos en sangre y riesgo cardiovascular.
  • Las estatinas bajan los niveles de LDL y suben los de HDL.
  • El riesgo de muerte (en general) es el mismo entre aquellos con muy bajo colesterol (<180) y con alto (>230, no responden a estatinas). Lo cual llama la atención.

Esos pacientes que respondía muy bien a las estatinas tienen muchas más probabilidades de morir de cáncer. O sea, ¿colesterol bajo + estatinas = cáncer? Es difícil de asegurar, al ser 6 años de estudio “solo”, se tendría que ver si esas personas ya estaban enfermas de cáncer sin saberlo y por eso respondían tan bien a las estatinas.malignancy simvastatin

Independientemente de eso, ¿Por qué se mantiene el tratamiento aún con niveles normales de colesterol si existe un riesgo?

La Asociación americana del corazón, junto con el Colegio americano de cardiología, recomendaron aumentar la gente que toma estatinas de 10 a 33 millones de personas, para “mantener los niveles de LDL (el malo) en 100”.

Los investigadores japoneses señalan que hay varios estudios internacionales que también relacionan un aumento de la mortalidad por cáncer en personas con niveles “bajos” de colesterol tomando estatinas.

Si estos estudios están ahí ¿por qué se sigue dando a personas sanas? ¿Será porque es el fármaco, después del Omeprazol, que más dinero da a las farmacéuticas?


 

iEl cáncer de próstata es de alta incidencia pero baja mortalidad. El principal problema son las recaídas después del tratamiento, que el tumor vuelve a aparecer normalmente de forma más agresiva.

ii Carcinogenicity of Lipid-Lowering Drugs. Thomas B. Newman, MD, MPH; Stephen B. Hulley, MD, MPH http://jama.jamanetwork.com.sci-hub.io/article.aspx?articleid=393579

iiiThe Role of Cholesterol in Cancer. Omer F. Kuzu, Mohammad A. Noory, and Gavin P. Robertson http://cancerres.aacrjournals.org/content/76/8/2063.full

iv Large Scale Cohort Study of the Relationship Between Serum Cholesterol Concentration and Coronary Events With Low-Dose Simvastatin Therapy in Japanese Patients With Hypercholesterolemia https://www.jstage.jst.go.jp/article/circj/66/12/66_12_1087/_pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s