Jesús García Blanca y El rapto de Higea.

higea

Sacristán escribió en 19681:

Análogamente, la investigación sectorial… por no hablar ya de las ciencias de la naturaleza, sólo son de verdad útiles como ciencias al sistema cuando producen verdad. Es la verdad misma la que es absorbible y aprovechable por el sistema. Mientras se ignore esto, uno seguirá siendo un ideólogo, una víctima de la falsa consciencia, por revolucionaria que sea su inspiración… Contraponer a la investigación microsociológica o microeconómica, etc., “otra” sociología o economía, etc., que, por el mismo hecho de la contraposición, queda puesta en el mismo plano (microplano, por así decirlo) de la primera, es ignorar que ésta sólo puede responder a “necesidades objetivas del capitalismo organizado”, a necesidades objetivas en la medida en que descubra y/o aplique verdad; por lo tanto, toda “otra” disciplina que se le contraponga dirá falsedades. Ejemplo: la biología “dialéctica” de los rusos en los años 30-40…2

Introducción

Para los que no me conozcan, llevo tiempo combatiendo desde @cienciamundana el cientifismo, como científico practicante (investigador) hasta hace muy poco. Y es que creo que hay una trinchera entre los que mediante el mito del desarrollo3 glorifican la tecnociencia, abdican de lo mejor de la filosofía y la ética, y con soberbia quieren que la tecnociencia sea la que nos gobierne; y aquellos que la rechazan con pavor porque igual que los primeros identifican ciencia con sus consecuencias (tecnología), dejándose seducir por los cantos de sirena del pensamiento mágico y la conspiranoia.

El estudio de esta contradicción es un proyecto que me llevará años. Quiero conciliar ciencia y revolución. Para ello estoy leyendo todo lo que puedo sobre epistemología, y por supuesto a todos aquellos que desde posiciones anti capitalistas hablan del capitalismo, la ciencia y la tecnología. Así me pasaron el libro “El rapto de Higea” de Jesús García Blanca, educador de formación y militante de izquierdas. Lo he leído y me ha generado una desazón tan grande que me ha llevado a volver a publicar (ya que de escribir no he parado).

Si me preguntáis de qué va el libro, cuáles son sus objetivos y conclusiones, no sabría muy bien qué decir. Es un libro confuso, caótico, que intenta unir cosas como sanidad, ciencia y educación con el poder, usando argumentos muy flojos, cuando no directamente falsos.

Sería arduo desmontar cada una de las tergiversaciones, medias verdades, y mentiras que JGB utiliza en El rapto de Higea para defender, sin apenas profundizar, cosas como que las infecciones no las producen los microbios y que el SIDA no existe. Voy a coger los ejemplos más sangrantes. Sé que no soy el primero que lo hace, pero esto es un grito: ¡Así no, “compañeros”!

En mi “infancia” militante necesitaba reforzar mi posición izquierdista rodeándome de personas que pensaban como yo, de palabras grandilocuentes, y argumentos simplistas. La militancia de base y el contacto con el mundo real, pero sobre todo la biología y la investigación científica me zarandearon y realmente interioricé qué significa aquello de que el mundo no es simple, y que hasta lo más obvio tiene la complejidad suficiente para no poder ser concluido tajantemente. A eso también se le puede llamar humildad intelectual. En este sentido, utilizar constantemente “el capitalismo genocida” para reforzar tu posición es bastante pueril, es una de esas expresiones atractivas para la chavalería con camisetas del Che, pero más bien poco informativa, poco precisa. Otra cosa que aprendí es a respetar al pueblo, como colectivo y como individuos. Y respetar no es compartir, sino intentar entender y empatizar. Cuándo la izquierda va a dejar de acusar al pueblo idiotizado, y va a mirarse el ombligo.

Apoyarse en grandilocuencias, obviedades, y falsas asociaciones para defender una creencia es muy mediocre. Por ejemplo, como el poder y la ciencia se sustentan mutuamente y la ciencia dice que el SIDA lo produce el VIH, entonces este es un montaje. Como decía Sacristán, el capitalismo utiliza la ciencia4 como creadora5 de verdades, todo aquello que pretenda crear verdades fuera de la ciencia será una farsa. (Profundizo en esto a continuación)

Investigación y publicaciones científicas

¿Qué sucedería si decidiera darse por enterado de que existen científicos e investigadores honestos e independientes que ofrecen análisis y resultados alternativos?

Por supuesto, JGB es el que decide quién es honesto o no. Supongo que serán honestos aquellos que defienden que el SIDA es un invento o que las vacunas no valen para nada. Imagino que no seré uno de esos investigadores honestos o independientes. Aquí pueden ver mis publicaciones, 18 en el momento de este artículo, una de ellas un Nature.

Estoy orgulloso de que en las que estoy de primer autor hemos roto con paradigmas, sin que esas malditas revistas creadoras de verdad nos hayan censurado aún, y eso que íbamos contra corriente. Además, los revisores y editores han hecho su trabajo decentemente.

En la primera publicación descubrimos un nuevo programa de muerte celular, muchos no nos creían, y con los años ha resultado ser un proceso muy importante en situaciones de estrés y en cáncer. En el segundo proyecto hemos demostrado que el cambio metabólico de los linfocitos B6 (sí, JGB, el sistema inmune a tu pesar existe) no es un proceso pasivo sino que condiciona la respuesta a las infecciones (sí, también existen). La última, todavía no pública pero casi aceptada, es la más polémica. Su sola publicación, el que yo haya podido trabajar durante más de 3 años libremente en ello, con financiación pública, española y europea, desmonta todas las burdas mentiras de JGB. En este proyecto hemos visto que las estatinas, las “pastillas contra el colesterol”, utilizadas por casi un 30% de la población, aumentan la agresividad del cáncer de próstata en ratones, líneas celulares humanas, y hombres en epidemiología. Esto se va a publicar en una revista científica, privada, parte del sistema imperial y yendo en contra del fármaco que más beneficios ha dado después del Omeprazol. Díganme cómo cuadra esto con lo que dice JGB en su libro, “que nos encontramos en manos de aquellos que tienen el poder suficiente para conseguir que sus teorías se acepten y para impedir que otros las refuten o en caso de que algún investigador en esto lo consiga simplemente acallarlo, encarcelarlo y lo que haga falta”. Eso sí, no menciona ningún ejemplo de investigador encarcelado por ir en contra de las ideas establecidas por el stablishment científico. A no ser que se refiera a Pamies…

Es también falso que la investigación esté financiada por la farmafia. De hecho, desde la izquierda siempre hemos denunciado que sea el erario público el que financie la investigación básica que después se transfiere al mercado. Además, es en EEUU donde más se financian proyectos arriesgados y locos, que han llevado a cambiar grandes paradigmas, en genética por ejemplo. Sólo una persona que no lo conoce puede decir que hay mediocridad y pobreza intelectual en el sistema científico. En las universidades estadounidenses están las mentes más brillantes del mundo, para bien o para mal, y no solo hablo de Noam Chomsky, Angela Davis, Lewontin, Gould, etc, etc.

Las publicaciones científicas no son un caso particular de medios de comunicación. Vamos, si en la prensa hubiera ni siquiera un atisbo de diversidad y crítica; elaboración colectiva y continua, retracciones, etc, como en las publicaciones científicas, otro gallo cantaría.

Acusa a la comunidad científica de estar en contra del cambio climático, y entonces llegó March for science

El peer review como método de censura.

Las publicaciones científicas cumplen regularmente su misión de adoctrinamiento de la misma forma que los medios de masas.

El sistema científico tiene fallas grandísimas que seguiré denunciando7. La irreproducibilidad, la falsificación de resultados, la corrupción en su seno, la privatización, etc. son hechos ampliamente denunciados fuera y dentro de la academia. No deja de ser curioso que sea precisamente la revista Nature un foro donde se dan todos esos debates. Cómo puede ser que el editor de una revista del Imperio del mal como BMJ, diga que el fraude de las investigaciones clínicas es como el abuso infantil, una vez que se reconoce que existe se empieza a observar lo frecuente que es.

Pues por lo que apuntaba anteriormente, esas fallas perjudican al sistema capitalista, que no puede permitirse que su fuente de conocimiento no genere conocimientos sólidos porque eso produce tecnología inútil. No es bueno que el Concorde estalle en el aire porque los técnicos ocultaron información, no es bueno que los fármacos no funcionen porque a largo plazo se perderá dinero.

Otro ejemplo de lo absurdo de las afirmaciones de JGB. Él afirma que Galileo no hizo los experimentos clave que llevaron a sus conclusiones. Eso es cierto, pero eso no quiere decir que sus conclusiones no fueran ciertas, ¡porque como él precisamente dice, el empirismo no lo es todo! Si la teoría de Galileo no hubiera sido cierta, o por ejemplo la de que el HIV no existe, ésta hubiera caído por su propio peso por las evidencias posteriores.

JGB tergiversa a Popper diciendo que él planteaba que lo único que puede demostrarse fehacientemente es lo que es falso, pero no lo que es verdadero. No tiene ningún sentido, en realidad lo que yo entiendo es que Popper planteaba un método: el que tenemos que diseñar el razonamiento y los experimentos de manera que nuestro objetivo sea demostrar que algo es falso y no lo contrario para así evitar los sesgos y los falsos positivos. Esto no se hace lo suficientemente, pero interpretarlo como JGB nos llevaría a un relativismo extremo (¿postverdad?), que nos vendría de vuelta como escupitajo al aire, si nada es cierto, ¿por qué las conclusiones de El capital de Marx lo tienen que ser?

Se cumple así de modo rotundo la profecía de Comte, la ciencia funciona estrictamente como una forma de religión cuyos dogmas vienen a entroncar con el discurso reaccionario del capitalismo genocida (sic).

Hay otro problema importante con la ciencia, su “mitificación”, que junto con el fetichismo tecnológico nos está llevando a un autoritarismo científico controlado por soberbios y narcisistas, PERO la ciencia es heredera de la razón y la democracia. Así como la sanidad, heredera del humanismo, conquistada por los movimientos populares, no está exenta de contradicciones, pero no es una mera herramienta del mercado para hacer dinero, o una creación diabólica para controlarnos.

Sanidad

Aquí, de nuevo, JGB coincide con los cientifistas confundiendo sanidad (tecnología) con ciencia (creación de conocimiento).

¿Qué sucedería si el médico de a pie se hiciera consciente de repente de que la información que recibe no es la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, sino que está elaborada por quienes controlan esas revistas (científicas)?

Este es un clásico entre la izquierda iluminada. Él conoce la verdad, las masas están “idiotizadas8” por los “falsimedia”, hace falta que despierten ya, que la salvación está ahí delante. Independientemente de la soberbia de JGB, cualquier científico y médico consecuente (de a pie o no) sabe que hay pocas verdades absolutas en medicina. Y los que me conozcáis diréis, pero si tú dices que el sistema sanitario está corrupto y los ensayos clínicos negativos no se están publicando, y muchísimos fármacos no hacen lo que se supone y se ha escondido sus efectos secundarios. ¡sí, cierto! Pero eso no significa que el tronco del conocimiento en salud no tenga un grado de fiabilidad grande. Tampoco es cierto que se enferme más de lo que se cura en nuestros centros de salud, ni que no necesitemos a nuestros médicos. ¿Ven el gradiente de grises?

Ni las empresas de armamento desean acabar con las guerras ni las de medicamentos con la enfermedad. La razón es que nuestro sistema de mercado se fundamenta en crear empresas a las que paga por atender a los problemas de forma tal que éstas eran las primeras interesadas en que no se solucionen definitivamente esos problemas.

Un clásico. El “Estado Imperial” (sic) utiliza las empresas de armamento y las de medicamentos de la misma forma, para tener el poder. Como TODO está controlado y manipulado, y los agentes más poderosos en la sanidad son corruptos (Farmafia), pues entonces todo lo que toca se convierte en oro y sangre. Pero esto debería chirriar a cualquier persona comprometida. De dónde viene la salud como un derecho sino de los movimientos populares más diversos. ¿No es la sanidad universal una conquista del movimiento obrero? ¿Qué le decimos a los compañeros de las marea blanca? ¿No queremos que cuando nuestro hijo se caiga con la bicicleta y se haga una herida y rompa el brazo tenga un asistencia sanitaria donde lo escayolen y le den antibióticos para la infección?

Cuando estuve en Irak en 2003, aquello que más nos impactó es que los buenos de la OTAN habían bombardeado hospitales, y los médicos se lamentaban de que no tenían acceso a antibióticos por el bloqueo. ¿Estábamos equivocados al pedir que se retirara el bloqueo a los medicamentos o al cloro porque los antibióticos son un veneno y las infecciones no la producen los microbios?

¿Cómo se explica toda su crítica y desprecio a la profesión médica? ¿Si el sistema médico está fallido desde su nacimiento, para qué necesitan las farmas sobornar a los médicos?

Su desprecio a los trabajadores sanitarios es tal que llega a comparar a un técnico de laboratorio de un hospital con un soldado israelí que mata niños en Gaza, y como es difícil de creer, a riesgo de extender demasiado este artículo aquí os lo pego:

Un familiar cercano trabaja como analista. Le insistí hace años para que leyera los artículos científicos que descalifican los tests. Al cabo de unos días le pedí su opinión. Su respuesta fue: «quiero conservar mi trabajo». Todos tomamos decisiones. Hay quien decide «conservar su trabajo», y hay quien decide permanecer meses en la cárcel por negarse a destrozar viviendas palestinas o matar niños en Gaza.

Pero cae aún más bajo. Dice que la farmafia contribuyó desde la IIGM al proceso de degradación biológica que sufre la humanidad o compara los medicamentos contra el SIDA con las cámaras de gas.

Cáncer

No se investiga las terapias alternativas para el cáncer.
Bueno, es sencillamente falso. Y por otro lado, hay cosas que sencillamente no tiene sentido investigar. Un ejemplo tonto:

El otro día me contaba un hombre de mediana edad con lágrimas en los ojos cómo su hijo, bendecido por un santo, había curado a su hermana de un cáncer de colon ya diagnosticado, y que a él su hijo le había inducido estigmas con solo tocarlo. ¿Habría que estudiar el caso de este niño desde el punto de vista médico? ¿Realmente cura? La homeopatía no tiene que estudiarse más, repito, más, porque sencillamente incumple los principios básicos de la física. Otra cosa es que se confunda la homeopatía con los tratamientos de hierbas y los pesticidas prohibidos9. Y otra cosa es que no respetemos y empaticemos con los creyentes de la homeopatía o la gente de mi pueblo que sube descalza a la montaña por una promesa a la Virgen.

Como me está quedando muy largo, no voy a incidir mucho aquí. Solo que dice cosas como que el “el cáncer es por la agresión química continuada” y que la barbaridad de que el cáncer lleva a la muerte celular, cuando es justo lo contrario.

A las personas como JGB les encanta la palabra holístico. La hipótesis de Gaia, el que todo se relaciona con todo, etc, etc. Pero es curioso, porque después, en lo político-social todo se reduce a lo económico. O sea hay que ser holístico en las ciencias naturales pero reduccionista en las políticas. Como confundir continuamente correlación con causalidad.

Ahora el gas mostaza se ha transformado en quimioterapia para el cáncer y los descendientes de los productos experimentados en Auschwitz van a sustituir a la última generación de antibióticos. La continua comparación con el genocidio nazi es un insulto, a las víctimas y a la inteligencia.

SIDA y teoría microbiana de las infecciones

Esta es la parte que más me duele. El otro día fui a ver Verano del 9310. Me pasé la película pensando en JGB. ¡El SIDA no existe!11

La victoria de las ideas de Louis Pasteur… se asienta en un error fundamental que sirve de soporte científico a la idea de que las enfermedades vienen del exterior y se establecen los mecanismos de intervención terapéutica que consisten en buscar productos que las combatan. Dejando intactas las causas profundas de las enfermedades favoreciendo la peligrosidad de intervenir en la estructura social.
¿Alguien me explica este follón de párrafo?

1º. Las infecciones no vienen del exterior. Entonces la viruela, la peste negra, la malaria, la lepra, la gripe española, por nombrar algunas, no son pandemias causadas por un microbio sino por “las condiciones sociales”. Es cierto que durante la pandemia de peste morían más los pobres que los ricos12, pero la causalidad de esas enfermedades con el agente infeccioso es algo tan probado como que el hombre llegó a la luna, sic.

2º. ¿Luchar contra las infecciones con vacunas, aunque aquellas tengan un componente social, nos evita intervenir en la estructura social? O sea, ¿la vacuna contra la Hepatitis B de Cuba es lo que le ha impedido profundizar en su revolución?

Es la propia inmunología, una rama de las ciencias biológicas, la que ha demostrado la relación entre el estado metabólico, nutricional, e incluso anímico con el sistema defensivo. Es el propio mal encarnado el que lo ha explicado.

Comencé a investigar este tema en 1994. Desde el principio tuve claro que el “SIDA” es un dispositivo de poder y que por tanto no puede comprenderse en toda su complejidad si lo analizamos desde el ángulo científico-médico.

Resaltar una cosa, “lo tuvo claro desde el principio”.

La historia de conspiraciones en torno al SIDA es muy interesante. La primera, muy extendida especialmente en África, es que el virus es fruto de un experimento en EEUU. Como cuentan en este artículo13, fue la Stasi de la Alemania soviética la que fabricó el rumor como parte de la guerra fría. Hay dos aspectos de cómo se gestó esta teoría conspiratoria que me parecen relevantes:

  • El matrimonio de biólogos encargados de empezar el rumor creían firmemente en el mismo. La Stasi mediante informes y filtraciones supuestamente oficiales se había encargado de que la pareja creyera firmemente que EEUU había experimentado un nuevo tipo de arma biológica en prisioneros que después habían sido dejados en libertad.

  • Uno de los motivos por el que el matrimonio de los Segals se lo creyó es porque ya se conocían los experimentos que el gobierno estadounidense había hecho inoculando sífilis en negros para probar antibióticos.

¿Por qué creo interesante estos dos factores? Porque estos son los elementos fundamentales para crear una conspiración o una creencia. Los que la dispersan son personas que creen fuertemente en la misma (JGB) y el rumor se apoya en hechos: experimentación sobre humanos, fraude científico, etc. En este sentido, los científicos y divulgadores tendríamos que ser un poquito más honestos, y reconocer que ocultando los fraudes y las estafas científicas reforzamos el misticismo anticientífico.

Realmente me da pereza desmontar los argumentos de JGB contra la teoría vírica del SIDA. Jamás se me ocurriría debatir con una persona que cree en los Chemtrails, ¡son hasta divertidas14! Pero me preocupa que gente comprometida pueda ni siquiera dudar de teorías tan consolidadas como la del etiología del SIDA.

En breve:

  • Los antiretrovirales (ARV) como el AZT son venenos, de hecho insinúa que es lo que realmente mata a las personas diagnosticadas de SIDA. ¡Pero si la mitad de los enfermos de SIDA en el mundo no reciben ningún tratamiento!

  • Y que dárselo a las mujeres embarazadas es un crimen que genera deformaciones. Entonces por qué estamos orgullosos de que Cuba sea uno de los primeros países pobres en erradicar la transmisión vertical, ¡gracias a esos antiretrovirales, según sus científicos!

  • Nadie ha explicado por el momento cómo el VIH destruye las células. Mentira.

  • Cómo se cuentan los t4 en sangre. Pues sencillo, anticuerpos anti-CD4 unidos a PE (por ej.) y un citómetro de flujo. Pero JGB no tiene ni idea de qué es nada de eso. Lo he hecho con mis propias manos, y no era magia, ni me lo estaba inventando.

  • Los anticuerpos no son específicos…. Si algo define un anticuerpo es su especifidad.

  • El test genético se hace por hibridación in situ, y la pcr no puede amplificar virus enteros” Todas las referencias de los tests son de los años 80, no conoce la mayoría de las técnicas moleculares que ahora se utilizan. Es por ignorancia inducida, no es porque alguien que no haya estudiado biología no pueda entender lo básico y lo válido de esas técnicas.

  • Si no existen los retrovirus, ¿cómo los usamos rutinariamente en el laboratorio para expresar o quitar genes?

  • Hay foto, hay proteínas, hay secuencia, hay mecanismo de entrada…

  • Las personas sanas y que se cuidan nunca sufren el SIDA… Sin comentarios.

La farmaindustria no está al margen del capitalismo, por tanto sus prácticas están lejos de ser éticas, no podrían15. Pero extrapolar farma a ciencia es el mismo error de los cientifistas, que asimilan técnica y ciencia.

Recuerdo en las prácticas de Antropología en la universidad cuando analizamos un cráneo de hace miles de años en el que la persona había muerto por una infección de una caries. Se veía porque el hueso estaba muy brillante en la zona donde estaba el diente roto. Esa persona se habría salvado con un producto natural extraído de los hongos llamados penicilina. “La salud supone autorregulación“, supongo que nuestro ancestro que se rompió el diente no se autorreguló.

El sistema científico es arrogante, y llega a conclusiones a menudo erróneas por ello, pero ha construido una base muy sólida, y especialmente en la microbiología. JGB afirma que los postulados de Koch y Pasteur16 no se cumplen claramente o nunca. Le animaría a que se inyectará un poquito de Yersinia pestis17, VIH o Plasmodium falciparum, así pondría a prueba su teoría.

Precisamente el otro día se declaraba18 la desaparición del tétanos materno y neonatal en América. Y eso es indiscutiblemente gracias a la vacuna. ¿Por qué? Pues porque hay países que por culpa del imperialismo están peor que hace medio siglo (Haití) y aún así, gracias a la vacuna, ha desaparecido en la isla.

Me molesta aún más cuando miente abiertamente: Cómo es posible que en los hospitales en los que se supone hay la limpieza séptica se produzcan graves infecciones. Pues sencillo JGB, no solo no hay limpieza séptica sino que las infecciones nosocomiales son el problema sanitario más grave. Y eso prueba aún más la teoría microbiana.

Antibióticos y teoría endosimbiótica.

Esto se merece un apartado porque es espectacular. Para los que no conozcáis la teoría endosimbiótica, esta se basa en que en que nuestras mitocondrias19 proceden de bacterias que fueron fagocitadas20por otras células, así el nuevo organismo estaba compuesto por dos, fusionados en una simbiosis, ambos se benefician y las bacterias van perdiendo autonomía (genes) y terminan convirtiéndose en un orgánulo más en la célula.

Esta hipótesis tiene mucha solidez, me gusta porque plantea que la vida no procede exclusivamente de la “selección de caracteres adquiridos”, sino de la interacción de vida entre sí y con lo inerte.

JGB recurre a la muy atractiva teoría endosimbiótica para criticar el uso de los antibióticos. Tiene lógica, si estamos llenos de pequeñas y ancestrales bacterias, los antibióticos las dañarán, nada menos que a nuestra máquina de producir energía. JGB comete un error fundamental, la teoría endosimbiótica explica el origen de las mitocondrias, no lo que son en la actualidad. Las mitocondrias no son simbiontes en el interior del ser humano, son orgánulos, con un puñado de genes residuales, pero con una interacción complejísima con el resto de la célula y el organismo. ¡Ya no son bacterias!

JGB dice que la utilización masiva de antibióticos creados para luchar contra las bacterias han ido dañando igualmente las antiguas bacterias integradas en nuestras células, sin embargo los antibióticos más utilizados históricamente, y que han salvado millones de vidas, afectan a la pared celular bacteriana (el lipopolisacárido). Esto le genera un pequeñísimo problema a su teoría: las mitocondrias no tienen pared celular ni lipopolisacárido. Además afirma que puesto que las mitocondrias poseen un genoma propio, los daños se han ido transmitiendo de generación en generación contribuyendo en gran medida a la situación actual de degeneración biológica que venimos describiendo.
JGB llega a decir el número de mitocondrias, sin embargo las nuevas tecnologías que él desconoce, demuestran que no se pueden contar porque se fusionan y fisionan continuamente, como un tubo.

Y aclaro, esto que digo no es incompatilble con que abusamos de los antibióticos, estos no son inocuos (por muchas razones) y se está convirtiendo en un problema de salud pública.

Orgón

Y a renglón seguido habla del orgón21, que yo desconocía, pero nos lo explica así:

La energía orgónica es la energía vital cósmica primordial. Constituye la base de las emociones y la sexualidad. El orgón es atraído hacia las cosas vivas, hacia el agua fluyendo libremente en la atmósfera generalmente de Oeste a Este siguiendo el movimiento de rotación de la Tierra. Uno de los efectos del orgón es producir dependencia, razón por la cual se puede conseguir que alguien monte en cólera simplemente apagando el televisor…

No voy a hacer ningún comentario más allá de que yo entro en cólera cuando me encienden el televisor.

Cáncer.

Dice que el modelo médico hegemónico plantea que el cáncer tiene un origen genético: un cambio azaroso en el programa genético de la célula la vuelve egoísta y la empuja al suicidio. Eso es falso. Las teorías (en plural) sobre el cáncer son genéticas pero también están relacionadas con el ambiente y el metabolismo. Y en todo caso las mutaciones que pueden llevar a una célula a volverse tumoral no la empujan al suicidio sino a ser más resistentes a la muerte celular.

Vimos también que la teoría del egoísmo suicida y la locura celular ha conducido a estrategias terapéuticas que buscan únicamente atacar las células enfermas actuando fundamentalmente en el núcleo de las células que es donde ellos consideran que se encuentra información genética, probablemente porque los médicos sólo leen revistas de medicina y no de biología.

No son médicos los que desarrollan las terapias, son biólogos que no solo leen sino escriben los libros de biología.

El origen del cáncer no está en un azaroso fallo en la programación genética sino en las características de nuestra cultura, en la educación represiva, en la invasión química de los alimentos y remedios curativos.

Todo el mundo sabe que los niños de los colegios religiosos tienen más probabilidades de desarrollar leucemias.

Conclusión

Si he decidido escribir una reseña crítica a este libro es porque tanto JGB como sus lectores son gentes de izquierdas que quieren un mundo mejor. Para mí, uno de los elementos fundamentales de ese “mundo mejor” es la certeza de nuestro conocimiento. O sea, estar seguros de que nuestras creencias están basadas en la razón y en un alto grado de credibilidad, ya que una de las consecuencias inmediatas de esto es la libertad. Cuanto más conozcamos, menos manipulables, más libres de elegir. Pero claro, esto es un problema en cuanto nos es imposible abarcar ni una ínfima parte del conocimiento en ciencia y tecnología. Nos seguimos subiendo a aviones sin tener ni la más remota idea de cómo pueden volar, o usamos teléfonos y ordenadores, o nos tomamos “las pastillas del colesterol” sin tener ni idea de qué es, qué hace, cómo se ha probado… Simplemente confiamos, el problema es que la mayoría de las veces confiamos por un principio de autoridad.

La necesidad de la confianza no se podrá resolver, deberíamos luchar para que esa confianza sea entre iguales y no por autoridad. O sea, yo confío en el ingeniero que diseña el avión y él confía en mi criterio que le dice que las estatinas son innecesarias en la mayoría de los casos. El problema es que mi abuela tomó estatinas durante décadas que le destrozaron el hígado sin necesitarlas porque confiamos en la autoridad de un médico que a su vez confiaba en la autoridad de otro, y así… pero no en los hechos.

La consecuencia actual es que al rechazar la autoridad, desconfiamos, y renegamos de la evidencia que nos ha dado históricamente el sistema científico, dejándonos caer en las manos del misticismo y el pensamiento mágico como los de JGB.

Entonces, ¿qué hacemos? ¿Cómo podemos saber qué vacunas funcionan, si los chemtrails son fumigaciones encubiertas, o si el bisfenol A presente en nuestros alimentos es perjudicial? ¿Cómo fiarse de una fuente? No es fácil, y para predicar con el ejemplo, hay varias cosas básicas que podemos empezar a hacer:

  • Los milagros no existen. Punto. No vamos a encontrar la inmortalidad, ni la cura total al cáncer, ni los alimentos transgénicos van a eliminar la hambruna… Pero tampoco el mindfulness, ni el reiki, ni la homeopatía curan ninguna de las enfermedades que dicen.

  • Hay elementos en el conocimiento muy sólidos. Pero si el término es extravagante, demasiado novedoso y prometedor, desconfía.

  • Si te piden renunciar a algo bien establecido, desconfía.

  • Si prometen curar (explicar) enfermedades sociales con drogas, tipo la depresión, desconfía.

  • Confía en aquellos autocríticos, que dudan razonablemente de sus postulados y que se posicionan explícitamente fuera de los dos fundamentalismos, el científico y el religioso y por tanto en la razón.

  • Huye de aquellos que utilizan la dicotomía elitista, nosotros los sabios vs el mundo ignorante. Tanto los místicos como JGB o los “escépticos” abundan en ello.

  • Y sobre todo, desconfía de alguien que dice algo así, por muy de izquierdas que se autodefina:

    El resultado de la educación es una masa de ciudadanos que camina entre nosotros trabajan juntos nosotros compran el periódico y toman café muy cerca nosotros solo que en ellos han entrado hasta los tuétanos el ácido del adoctrinamiento, son incapaces de sentir, de emocionarse, de conmoverse ante el sufrimiento no diré millones de seres humanos, para eso tendrían que saber que existen.

2 La cursiva se usa para cuando cito literalmente.

3 (Megamáquina, Latouche)

4 Entendamos ciencia aquí en un sentido amplio, también sociales, antropología, filosofía…

5 Por creación no entiendo tergiversación sino descubrimiento.

6 Son las células encargadas de producir los anticuerpos frente a las infecciones.

7 Este es solo uno de mis artículos y vídeos que denuncian la anomalía del cientifismo: https://cienciamundana.wordpress.com/2017/06/03/consecuencias-sociales-de-las-anomalias-cientificas-el-cientifismo/

8 Lo de idiotizados es literal.

9 Al parecer la polémica de los huevos contaminados es porque utilizaban un pesticida en una preparación homeopática.

11 Aquí tenéis un buen resumen del origen y evolución del SIDA: http://losporquesdelanaturaleza.com/los-origenes-del-vih-y-del-sida/

15 Este es un tema a debatir. Hay toda una nueva oleada de farmacéuticas y empresas tecnológicas con principios éticos muy sólidos. ¿Capitalismo guay?

16 Donde se describe el origen microbiano de las infecciones.

17 Por cierto JGB, las especies se escriben en cursiva.

19 Unas estructuras dentro de las células los nutrientes se transforman en energía (nuestras centrales térmicas).

20 Internalizadas.

21 No, yo tampoco tenía ni idea de lo que es.

 

Anuncios

Un comentario en “Jesús García Blanca y El rapto de Higea.

  1. Gran post
    Si quieres seguir torturandote te recomendaria el sitio Plural 21, ejemplo de la Izquierda Feng-Shui
    http://plural-21.org
    Donde sale Luis Botinas y hace un resumen de su libro donde segun el “desmonta el montaje del Sida”

    Lo penoso es que los Cientificistas se escudan en estos personajes para no debatir los temas inportantes como diciendo “Todos los que critican la ciencia son asi…”
    Aun asi nunca entendi porque grandes cientificos(no hablo de Papadopulos, Heinrich Kremer, Hamer o Lanka) como Duesberg y Mullis siempre descreyeron la version oficial

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s